cachapa: icono de la gastronomia criolla manuare belen

Cachapa: ícono de la gastronomía
criolla

"Manuare-Belen"

Danny Valdiviezo Cabello/Fotos Wilmer Escalona Zambrano

Al igual que el chicharrón,
la arepa, la empanada o el pastelito, la cachapa es un emblemas de la gastronomía
criolla.

El maíz local, es uno de los mejores, al igual que
el queso de mano de Belén, esta trilogía hacen que la amarilla
sea una de las más buscadas no sólo en Carlos Arvelo, también
en toda Venezuela y la resalten en cada rincón como una de las más
famosas.

 

No es sólo una mezcla de maíz y harina, la
cachapa representa ese sentir de ser venezolano y de querer de verdad a
los platos típicos del país.

Para el carlosarvelense, la cachapa es uno de los platos
más conocidos desde hace años, de hecho es la herencia más
genuina de este pueblo, que data desde hace más cincuenta años.

Cuenta la historia, que debido
a la zafra maicera, abundaba la venta de la cachapa en lo que era el distrito
de Carlos Arvelo.

Fueron muchos los herederos de esta historia, quienes querían
sorprender a propios y extraños en la realización de las cachapas
y sobresalir en su preparación por lo que unos optaron por ponerle
azúcar, otros leche y harina al maíz mezclado entre tierno
y el normal, y de allí surgió la cachapa.

 

Una de las mejores

El tener la mejor tierra de alto contenido en hierro le
da al maíz la propiedad de ser uno de los mejores y sobre todo más
sanos desde hace mucho tiempo a pesar de la contaminación actual.

El mejor producto era hacer la cachapa como cada quien
quisiera, buscando sorprender, sí, porque era y sigue siendo a través
de los años, el plato preferido los sábados y domingos.

Pero pareciera que cada una
de las cosas que conjuró el creador se diera en este territorio ya
que no sólo bastó que tuviera Manuare un buen clima que permite
cosechar maíz todo el año, sino que también se combinara
con el mejor queso de mano como lo es el que se fabrica en Belén.

Cuando se mezclaron todos estos ingredientes en la mesa,
como lo es el amarillo de Manuare o sembrado en alguna de las parroquias
de Carlos Arvelo, ligado con el queso de mano y una buena mantequilla criolla,
aunado a la atención de los vendedores, éstas se convirtieron
en las más famosas de Venezuela.

 

La fama quedó pero ølos negocios?

La fama de las buenas cachapas quedaron a pesar de los
años desde Central Tacarigua hasta Yuma, atravesando todo Göigöe,
pero los negocios fueron cerrando, no por falta de vendedores, sino por
el llamado a trabajar en la zona industrial fue lo que bajó las rejas
de los negocios que expendían las cachapas.

Pero a pesar de todo, la tradición quedó
y ha podido mantenerse a través de muchos años.

 

Del budare a la plancha gigante

El tiempo también hizo que la tecnología
venezolana, ésa que nos ha hecho famosos en el continente y mundialmente,
creara de la mano del ingenio de los herreros una plancha gigante que puede
calentarse sólo con gas.

"Es un sistema relativamente nuevo", dijo Francisco
Peralta, la bombona va lejos con una tubería de cobre, de allí
con el calor hace que esto se caliente y pueda darse una temperatura adecuada
para poder montar las cachapas".

Esta no nació en Carlos Arvelo,
como afirma Peralta, "el hecho no es nada más que tengamos la
mejor cachapa, esa plancha creo que fue inventada en otra parte y algún
herrero curioso se la copió y la vendió aquí, haciéndose
famoso".

Peralta expresó, que para hacer una cachapa buena
hay que ser un artista como lo es Asunción Bravo, quien tiene cerca
de cuatro años con su pequeño negocio a pocos metros de la
entrada de Göigöe y es uno de los más buscados porque sus
cachapas son deliciosas.

Bravo, refiere que es una mezcla que se hace con mucha
paciencia, se corta el maíz, se le coloca su azúcar, sal y
de allí se prepara y se pone en la plancha.

Asunción Bravo, vende las suculentas amarillas a
seis bolívares fuertes con queso de mano y cuatro bolívares
sin queso.

Otro de los negocios conocidos en la vía, poco antes
de llegar a Göigöe, es el de Eglys Osorio, quien también
destaca que es un oficio bonito preparar este plato típico nacional.

Osorio, menciona que la más buscada como siempre,
es con queso de mano y con chicharrón.

 

Unicas e inimitables

No sólo por su sabor, también por su textura,
muchos de los que conocen de cachapas en el estado Carabobo dicen que cada
una tienen un sabor especial.

Héctor Pérez, camionero, ratifica enfáticamente:
"He tenido la oportunidad de comer cachapas en varias partes, las de
Carlos Arvelo son únicas, su sabor es único".

Pérez destaca que las cachapas de Campo Carabobo
son más dulces, en cambio las de esta zona tienen un punto exacto
en todo, "la de aquí tiene un sabor especial y son de verdad
muy buenas".

Esbozó Pérez, que también en la zona
de Aragua buscando hacia Villa de Cura, venden cachapas pero las de Göigöe
son mucho mejor. "Aquí se combina todo, desde el queso de mano,
la plancha, el marrano, todo, prácticamente porque saben del negocio
y saben lo que están vendiendo". Quien prueba una cachapa vuelve
por otra.

About these ads

2 pensamientos en “cachapa: icono de la gastronomia criolla manuare belen

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s